';
Jóvenes talentos, futuros líderes

 

 

Actualmente, los nuevos estilos de liderazgo están en los temas de conversación recurrentes de las empresas familiares. Además está apareciendo un nuevo grupo de interés, que cada vez tiene más fuerza y es más crítico; los jóvenes talentos. Este perfil es imprescindible para desarrollar los proyectos y también para cumplir con el propósito de existencia de cualquier organización.

Como dice nuestro Co-Fundador, Jesús V. Izquierdo en su artículo “Talento, un grupo de interés a cuidar especialmente en los próximos meses”, la tendencia social conocida como “Gran Renuncia” responde a la gran cantidad de colaboradores que últimamente están abandonando sus empleos y reevaluando sus carreras profesionales, batiendo récords durante este último año.

Para las empresas familiares esto supone un gran desafío en la gestión, sumada a la situación compleja que vivimos actualmente. ¿Y esto por qué? Pues debido a que las empresas necesitan talento certero, adecuado, ambicioso, responsable, comprometido y capaz de mirar hacia delante para conseguir sus objetivos y los de la empresa.

Podríamos destacar tres posibles causas de esta “Gran Renuncia” de la que habla Jesús V. Izquierdo en el artículo anteriormente mencionado:

  • Tasa de agotamiento. Después de la pandemia que hemos sufrido, nos damos cuenta de que se ha generalizado un agotamiento especialmente a tener en cuenta. Psicológicamente la situación ha generado unos límites que ahora debemos contemplar y valorar.
  • Los jóvenes talentos consideran que todavía no se está brindando la flexibilidad laboral necesaria que muchos de ellos requieren, bien por espacios de trabajo o bien por horarios laborales.
  • Liderazgo de los gerentes. Después de haber realizado varias encuestas a jóvenes entre 25-35 años, el 80% coincide en que la capacidad de liderazgo de los responsables de departamentos es insuficiente. Estamos actualmente en un paradigma de cambio en el estilo de dirección de las organizaciones, en las que se pide más liderazgo y menos jefatura. Como destaca nuestro presidente Manuel Bermejo en su artículo “Scaling Up y estilos de liderazgo”, las nuevas sinergias demandan un estilo de dirección evolucionado respecto a los modelos Rey Sol. Un liderazgo distribuido con amplia capacidad de delegación, orientación a la rendición de cuentas, modelos de alta transparencia y elevadas capacidades de comunicación.

Atendiendo a esta situación, las organizaciones deben buscar soluciones y cuidar a su personal más que nunca, para que estos se sientan parte indispensable del equipo, embajadores de la marca y responsables del proyecto común y crecimiento y éxito de la empresa.

Algunos tips para buscar estos nuevos perfiles de colaboradores dispuestos a dar el cien por cien por las empresas son los siguientes:

  • Buena comunicación empresarial y transparencia con los equipos.
  • Capacidad para trabajar de forma remota según preferencia personal, sobre todo atendiendo al lugar de trabajo.
  • Capacidad de gestión emocional y liderazgo de los managers
  • Buena reputación de la empresa. No es solo hacer las cosas bien, si no contarlas bien como decía Roosevelt.
  • Mayor equilibrio entre la vida profesional y personal. Atendiendo a las necesidades de cada trabajador y su situación personal, siempre y cuándo se muestre un gran compromiso y responsabilidad en el puesto de trabajo.
  • Horario flexible. Como hemos comentado previamente es importante esta flexibilidad de horarios para estos jóvenes talentos, capaces de trabajar en diferentes momentos del día de acuerdo con las necesidades de su puesto.

Y por último, tres ideas que nos comparte Jesús V. Izquierdo en su artículo, anteriormente citado, para poder retener el talento en las empresas:

  1. Cuidar del equipo encargado de la gestión del talento, para que pueda ayudar a desarrollarse a otros equipos y personas de la empresa.
  2. Buscar la personalización de la experiencia del colaborador en los casos en los que sea posible.
  3. Invertir tiempo en elegir, asesorar y capacitar a sus líderes, dotándoles de conocimiento y competencias de liderazgo.

Sin duda hay una gran apuesta en la empresa familiar por la retención de estos talentos y la es aún más segura cuándo se trata de nuevos líderes del futuro, con propósito, participativos, transformadores y que sepan comunicar.

Beatriz Hernández

Desarrollo de negocio TFAB.

 

Referencias:

  • “Hacia una nueva frontera en el liderazgo de la empresa familia”r – Manuel Bermejo – 27 Mayo 2022
  • “Scaling Up y estilos de liderazgo” – Manuel Bermejo – 4 Marzo 2022
  • “Talento, un grupo de interés a cuidar especialmente en los próximos meses” – Jesús V. Izquierdo – 23 Julio 2022

 

Avatar
Tfab